Nuevo estudio: Tratamiento de la Borrelia con dióxido de cloro

Dr. George Georgiou, Centro de Salud Natural Da Vinci, Chipre

RESUMEN

La enfermedad de Lyme, causada por la espiroqueta Borrelia burgdorferi, es actualmente la enfermedad transmitida por garrapatas más extendida en el mundo y se ha convertido en un importante problema de salud pública en la última década, a pesar de los esfuerzos realizados durante décadas por diversos profesionales sanitarios. El tratamiento convencional de la enfermedad de Lyme consiste en el uso de diversos antibióticos, pero las recaídas suelen producirse cuando se suspenden los antibióticos. Hay varias razones por las que puede producirse esta recaída, ya que B. burgdorferi es un microorganismo pleomórfico que puede transformarse a partir de espiroquetas vegetativas en una variedad de cuerpos redondos y colonias de biofilm diferentes. Por lo tanto, hay una necesidad urgente de enfoques que puedan eliminar todas estas diferentes morfologías.

Esto ha supuesto un reto para muchos profesionales de la salud de todo el mundo, por no hablar del sufrimiento de muchas personas afectadas. En este estudio Dióxido de cloro (CD) en diferentes concentraciones para su eficacia in vitro contra B. burgdorferi con microscopía combinada de fluorescencia y campo oscuro probados con métodos de tinción en vivo o con tinte. Nuestros experimentos demostraron que es posible erradicar completamente todas las formas de B. burgdorferi con determinadas concentraciones de dióxido de cloro. Nuestra amplia investigación ha demostrado que el dióxido de cloro puede utilizarse para erradicar las morfologías de B. burgdorferi. A determinadas concentraciones de dióxido de cloro superiores a 2 ppm, las morfologías de Borrelia parecen estar erradicadas, ya que ni las espiroquetas ni los cuerpos redondos son móviles, sólo son visibles las biopelículas. Sin embargo, una nueva incubación durante otros 7 días dio como resultado que la Borrelia volviera a ser móvil al salir de las biopelículas.

Descargar el estudio

Borrelia: persistente y cambiante

Por lo tanto, decidimos realizar cada experimento con el llamado Regrowth Kill Test (RKT) incubando la muestra original con el CD en una incubadora a 37 grados centígrados en un campypack durante 7 días. Se comprobó que las biopelículas, que se forman rápidamente en cuanto se añade el CD en el primer experimento, se disolvían y liberaban pequeñas espiroquetas y cuerpos redondos con diferentes morfologías. Tras numerosos experimentos de RKT, se comprobó que la concentración que daba lugar a una desinfección casi completa de las espiroquetas, así como de los cuerpos redondos, era de 30 ppm de CD.

Nuestra conclusión:

Durante mucho tiempo, fueron “sólo” los numerosos informes de campo los que sugerían una gran eficacia del dióxido de cloro contra la Borrelia. Aunque sólo se trata de un estudio in vitro en la placa de Petri, los resultados muestran que estamos en el buen camino con las soluciones de dióxido de cloro.

Además, Andreas Kalcker ha desarrollado patrones de frecuencia que constituyen una opción de tratamiento complementario con diversos dispositivos de biorresonancia. La combinación de dióxido de cloro y frecuencias parece matar de forma segura todas las formas de Borrelia y sus infecciones acompañantes conocidas. Ali Erhan pudo experimentarlo de primera mano.

Por cierto, en este estudio se utilizaron el CDSplus® de eficacia probada, el nuevo CDSpure® de alta pureza y nanofiltrado y una solución de dióxido de cloro producida por la propia destilación. Todas estas variantes de productos de dióxido de cloro tuvieron exactamente el mismo efecto rotundo.

(CDSplus® yCDSpure® son marcas registradas de AQUARIUS pro life Ltd, Chipre)

Fuente:
https://esmed.org/MRA/index.php/mra/article/view/3279

Ir arriba