2.7 MMS y el paludismo

A finales de 2012, tres equipos internacionales de cámaras independientes documentaron un estudio sobre la malaria en una estación de la Cruz Roja en Uganda. En cuatro días se examinaron 781 personas, 154 de las cuales estaban infectadas con paludismo. La infección se determinó primero mediante una prueba rápida convencional de malaria y luego cada caso sospechoso positivo se confirmó claramente mediante análisis de sangre bajo el microscopio. Algunos incluso tenían una doble infección con dos de los cinco posibles patógenos de la malaria. A todos los adultos se les dio una única dosis de 18 gotas activadas y a todos los niños se les dio 9 gotas activadas de MMS para beber. Después de 24 horas, sólo 11 de los 154 pacientes de malaria confirmados habían dado positivo. Todos los demás estaban libres de síntomas y sin síntomas. Los 11 que continuaron infectados dijeron que no lo habían bebido todo o que habían vomitado poco después de tomarlo. Se les dio una segunda dosis de la misma cantidad bajo supervisión y al día siguiente también estaban libres de paludismo. Sin embargo, este estudio bien documentado sobre la malaria fue cuestionado en un reportaje de televisión. Se afirmó que no había pruebas de que el MMS curara el paludismo en 24 horas, ya que ningún médico había estado presente para confirmarlo. Esta afirmación puede ser refutada completamente con firmas, fotografías y documentos disponibles. Por otro lado, sin embargo, se admitió en el informe televisivo que después de tomar MMS todos los pacientes de malaria habían estado realmente “libres de síntomas”. ¿Cómo se supone que ha ocurrido esto? Incluso hoy en día, la medicina convencional no puede conseguir que los pacientes de paludismo estén libres de síntomas en este corto período de tiempo.

Hechos:

– Estudio sobre el paludismo 2012 Uganda

Ir arriba